En la Argentina hace  pocos años que se trabaja con Medicina Regenerativa en Veterinaria, englobando dentro de ella las terapias biológicas como el  PRP (plasma rico en plaquetas) hasta las Células Madre. Ellas en condiciones normales, se encargan de renovar a aquellas que cumplieron su ciclo de vida útil. También reparan los tejidos que han padecido una lesión en cualquier sitio del organismo. 

Las células madre que se utilizan preferentemente son de Biobanco de laboratorios certificados. Las mismas derivan de tejido graso, y no causan ningún tipo de tumores en los organismos en los que se ya que colocan ya que las mismas son células adultas.

Las mismas se pueden aplicar en forma endovenosa, intraarticular, en cirugías o en abordajes múltiples dependiendo de la patología. 

Se indican en patologías como dolor crónico, artrosis, displasia de cadera, fracturas y no unión, enfermedades oftalmológicas, heridas de piel y pérdida de tejido siempre en forma local, intraarticular. Muchas veces se logra dejar de utilizar fármacos. Otras enfermedades comunes son la enfermedad renal, atopí, forunculosis anal, pénfigo, asma felino, gingivoestomatitis  felina, enfermedad intestinal inflamatoria, Ehrlichia, Moquillo, piodermias, entre otras.

Las terapias biológicas pueden ser primarias o complementarias de cualquier tratamiento tradicional y muchas veces acelerar el proceso natural de la terapia que se haya indicado ayudando a que la reparación sea más rápida y de mejor calidad de vida del paciente. Estas terapias deben ser indicadas por veterinarios y realizadas por profesionales idóneos y en equipo con el profesional de cabecera será lo ideal, con productos de laboratorios con las condiciones adecuadas.

No debemos olvidar que la medicina avanza a pasos agigantados y acá estamos siempre, para poder brindar a nuestro paciente, lo mejor que le podamos ofrecer.

Abrir chat