¿Sabías que tu gato desde los 6 años, debe venir a la veterinaria a hacerse sus primeros chequeos de orina y sangre?

Las enfermedades más comunes que afectan al gato en la vejez son el cáncer y fundamentalmente la enfermedad renal. Debemos prevenirlas y saberlo cuanto antes!

Los análisis de orina, fáciles de hacer en casa, nos brindan muchísima información de su medio interno. Con una simple muestra de orina puedo en la consulta hacer 3 pruebas rápidas que me permiten saber en qué estado está el gato y poder tomar decisiones de más estudios o incluso terapéuticas.

Los análisis de sangre son fundamentales incluso incluyendo la medición de las hormonas tiroideas, ya que el hipertiroidismo y la enfermedad renal son enfermedades importantes que podemos diagnosticar tempranamente para evitar futuras complicaciones.

Es importante siempre y más a esta edad, la medición de la presión arterial. La misma se hace de rutina y debemos chequearla siempre. Más que nada porque se asocia la hipertensión a muchísimas enfermedades y consecuencias que podrían ser fatales, como la ceguera.

Dolor crónico y artrosis:

Esta dolencia aparece muchísimo desde esta edad, y debemos identificarla en la consulta. Por qué? Porque el gato es un animal que esconde los signos y principalmente cuando tiene dolor. Cuando ya los muestra será muchas veces poco lo que podamos hacer. Solemos hacer revisiones de las articulaciones exhaustivas y muchas veces complementar con radiografías para poder brindar tratamientos de fisiokinesioterapia, acupuntura o tratamientos médicos.

Sarro y enfermedad dental con odontolitiasis:

Las piezas dentales del gato deben ser cepilladas toda la vida, como nosotros! A veces el sarro se junta y debemos hacer procedimientos manuales y con ultrasonido bajo anestesia. Podemos prevenir con el cepillado para que estos procedimientos sean pocos a lo largo de su vida. Los gatos sufrirán dolor en la boca y también muchos tipos de infecciones. Por eso la higiene bucal es fundamental 

Hoy en día contamos con tratamientos con células madre que nos permiten, para muchísimas patologías, abordarlas desde su biología para el envejecimiento. 

Prevenir las enfermedades que sabemos que muchas veces aparecen nos permiten abordar con tiempo tratamientos para brindar la mayor calidad de vida.

Prevenir la enfermedad es ganar tiempo. Siempre es recomendable asistir a la veterinaria, más allá de traerlo a vacunar una vez al año. Así, el paciente siempre gozará de todas las alternativas posibles para poder ayudarlo.

Abrir chat